Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/content/56/3751856/html/Connections/fliklatino.php on line 6
Conflictos internacionales y procesos de paz | Blog de Marcos Peckel
Buscar:
Viernes, 23 de Octubre de 2020      

Conflictos internacionales y procesos de paz

-1/-1/2010. Publicado en Universidad Nacional foreign affairs
LOS CONFLICTOS EN LA ACTUALIDAD
• Guerras entre Estados prácticamente se acabaron.
• Protagonismo en los conflictos lo tienen los actores no estatales.
• Tipos de conflicto:
– entre Estados y actores no estatales.
– entre actores no estatales.
• Actores no estatales en ocasiones están apoyados por Estados extranjeros.
• Actores no estatales no están supeditados a tratados o convenciones.
• Tienen marcos de tiempo y espacio diferentes de los que tienen los Estados.
• Luchan por religión, recursos, territorios, poder.
• Ochenta y cinco millones de personas han muerto en conflictos desde la Segunda Guerra Mundial.

CONFLICTOS RECIENTES: ANÁLISIS DE TRES CONFLICTOS:
• Irlanda
• Bosnia Herzegovina
• Palestino-Israelí

CONFLICTO EN IRLANDA
La lucha armada llegó a un punto de estancamiento donde ya no iba a producir ningún beneficio a ninguna de las partes en conflicto. Los católicos no iban a obtener más concesiones si seguía la lucha armada porque no había concesiones que dar a los protestantes del Ulster, igual; por tanto, llegaron a una situación de desgaste tal en la población que se llevó a que presionara a los grupos armados para lograr la paz. Fue una paz mediada, a través de una mediación muy efectiva
del gobierno de los Estados Unidos, que se involucro de cabeza en la solución. El mediador fue George Mitchell, que es ahora el enviado del presidente Obama para el conflicto de Medio Oriente, y un amplio apoyo de la sociedad civil a las negociaciones de paz: la sociedad civil, que durante años , en especial en el lado católico, apoyó al IRA, le quitó su apoyo por el cansancio frente a la lucha armada.

El IRA tenía un partido político, el Sinn Féin, el cual finalmente tomó las riendas del tema, marginando al ala armada y se logró una negociación que fue muy exitosa; el proceso de paz en Irlanda terminó finalmente con los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, y los puntos que vemos acá demuestran que lo que se buscaba era paz por paz: aquí no había concesiones mayores para un lado o para el otro; dada la completa incompatibilidad entre las exigencias de cada lado: Los católicos buscaron unir el Ulster a la República de Irlanda y los protestantes lucharon por adherir el Ulster a Inglaterra. Por lo tanto la solución era mantener a Irlanda del Norte en un status especial mientras que los antiguos contendientes tenían que repartirse el poder, no tenían otra alternativa; tenían que seguir conviviendo en ese pedazo de territorio, tenían que seguir conviviendo en Belfast, en Londonderry y en todas las partes que eran Irlanda del Norte; y el acuerdo estipulaba el abandono de la lucha armada, el desarme, la liberación de los presos, principalmente los presos católicos del IRA; el futuro se dejaba en manos de los habitantes; es decir, Inglaterra e Irlanda no tenían ninguna pretensión territorial sobre ese territorio, o sea, eran los habitantes quienes decidirían. La mayoría de la población en Irlanda del Norte es protestante, más o menos 60%-40% protestante-católico, y se estableció un gobierno de transición.

Los acuerdos fueron puestos a prueba hace unos meses, cuando un grupúsculo pequeño del IRA, mató a dos policías con una “pizza bomba”. La población, toda: católicos, protestantes, los líderes de Sinn Féin, de los partidos católicos, de los protestantes, salieron juntos a la calle en una manifestación unida y contundente contra la violencia que finalmente demostró que estos acuerdos de paz en Irlanda fueron exitosos, que el proceso de paz si puso fin al conflicto.

Lo de Irlanda es una situación que podría considerarse más como excepción que regla, pues terminar estos prolongados y sangrientos conflictos es muy difícil; pero en Irlanda tenemos el caso de un proceso de paz exitoso porque simplemente la lucha armada no iba a darle ninguna concesión adicional a ninguna de las partes y por la fuerte participación internacional, que logró que esta paz se alcanzara, se consolidara, y hoy puede decirse que el proceso de paz en Irlanda fue un éxito.

CONFLICTO BOSNIA HERZEGOVINA
A finales de la década de 1980 y la década de 1990 comienza el desmembramiento de la antigua Yugoslavia, en los Balcanes.
Los Balcanes han sido desde tiempos inmemoriales sinónimo de conflicto, de división, de guerras étnicas y fragmentación territorial. Después de la Segunda Guerra Mundial, Yugoslavia, el Estado de Yugoslavia bajo el Mariscal Tito, estaba compuesto por seis repúblicas y dos provincias independientes, y durante el gobierno de Tito, uno de los fundadores del Movimiento de los no Alineados T se logró mantener unida a Yugoslavia. Sin embargo, a su muerte, el país comienza a desintegrarse. El primero en salir es Eslovenia, de manera pacífica; después sale Croacia, después de un sangriento conflicto con Serbia, y finalmente ocurre el peor de todos desde el punto de vista humanitario, que fue el conflicto de Bosnia Herzegovina.

Bosnia Herzegovina es hoy en día uno de los Estados independientes es cisionados de la antigua Yugoslavia, posee una composición étnica de musulmanes, serbios y croatas, y que una vez declara su independencia de Yugoslavia, cae en una guerra civil, quizá de las más cruentas que ha visto la humanidad después de la Segunda Guerra Mundial. Esta guerra en Bosnia revivió los funestos campos de concentración erigidos por los nazis en la Segunda Guerra Mundial, masacres, sitios a ciudades, violaciones masivas de mujeres musulmanas por parte de los serbios, agravado el conflicto por el hecho que los serbios-bosnios eran apoyados por Serbia, los croatas-bosnios eran apoyados por Croacia, los musulmanes fueron apoyados por grupos jihadistas, provenientes de algunos países árabes.

Fue un conflicto desgarrador que generó desplazamientos masivos de población, limpiezas étnicas en distintas partes del país, y 250.000 víctimas mortales, una cifra que ni siquiera ha podido ser confirmada, y pueden haber sido muchos más.
El conflicto de Bosnia convirtió a ciudades como Srebrenica y Sarajevo en sinónimos de atroces masacres a poblaciones civiles, principalmente en Srebrenica, donde la población musulmana fue asesinada sistemáticamente por los serbios-bosnios, con la presencia, ahí mismo, de las tropas de las Naciones Unidas,-las tropas holandesas, y generó una situación humanitaria que, llevó finalmente a Europa a preguntarse: ¿Cómo es posible que después de 50 años de terminar la Segunda Guerra Mundial, con todas sus atrocidades, lo mismo estuviera ocurriendo en un pedazo de Europa, en Bosnia Herzegovina?

¿Cómo se hizo la paz en Bosnia? Diferente del caso de Irlanda, donde fue una paz negociada con una mediación, en Bosnia la paz fue impuesta. Acá la OTAN, primero que todo, envió tropas a Bosnia, logró más o menos separar a las partes en conflicto. Hubo en realidad una intervención armada de la OTAN para forzar la paz.

Las partes no pudieron negociar gran cosa porque no se tenían ninguna confianza, y no había ningún interés en negociar ¿Por qué? Porque aquí continuar la lucha armada sí podía generarle a las partes concesiones adicionales, por ejemplo, en el tema territorial; entonces, si los bosnios seguían la lucha armada y ocupaban más partes de Bosnia estarían generando hechos sobre el terreno que finalmente les darían réditos; por tanto, las partes no van a cesar en la lucha armada cuando hay posibilidades de que su continuación, genere concesiones adicionales, por lo que no había ningún incentivo para negociar. No existía en Bosnia Herzegovina una cultura de paz, ni de convivencia entre serbios, croatas y musulmanes, salvo en algunas partes de Sarajevo, no existía ninguna institucionalidad.

Finalmente, después de la intervención de la OTAN, se negocian los acuerdos de paz de Dayton:

Los Acuerdos
Dayton es una base militar en Estados Unidos adonde fueron llevados los líderes de Bosnia; serbio-bosnios, croata-bosnios y los musulmanes-bosnios, fueron instalados en esta base militar y obligados a firmar un acuerdo de paz: hasta que no firmaron no los dejaron salir, incluso, muy importante a veces en las negociaciones de paz, las condiciones de negociación eran incómodas: vivían en cuartos muy incómodos, no tenían el confort de un hotel de cinco estrellas. Esto fue hecho intencionalmente, para que las partes firmaran o firmaran un acuerdo de paz que estaba siendo impuesto sobre ellos; las partes prácticamente no negociaron, acá se les obligó a firmar un acuerdo que fue formulado por Estados Unidos, la Unión Europea, principalmente Alemania y Francia, que participaron muy activamente en este proceso. Les entregaron un acuerdo a las partes y se quedaron los mediadores esperando hasta que firmaran y si no firmaban no se iban a mover de ahí, hasta que las partes firmaron la paz.

¿EN QUÉ CONSISTE EL ACUERDO DE DAYTON?
Primero que todo, legitimaba las victorias militares sobre el terreno, y eso es quizá lo más grave del acuerdo de Dayton: que validó a los serbios todas las atrocidades que cometieron para ocupar más territorio- Bosnia quedo dividida en dos entes, que funcionan prácticamente como dos repúblicas independientes: la República Serbia (SRPSKA), dentro de Bosnia al noroccidente, y la Federación de Bosnia Herzegovina.

El nuevo mapa producto de los acuerdos de Dayton es en la práctica una legitimación de los avances militares y territoriales de los Serbio-Bosnios en un conflicto caracterizado por indescriptibles atrocidades

El acuerdo obliga a las partes a colaborar con la Justicia Penal Internacional, la cual constituyó a instancias del consejo de seguridad de la ONU el Tribunal Especial para la antigua Yugoslavia, similar al que unos años después se constituiría para el genocidio de Ruanda.

Varios de los perpetradores de las masacres en Bosnia han sido juzgados y condenados en el Tribunal Especial. Actualmente el líder de los serbios-bosnios, Radovan Karadzic, está siendo juzgado por el Tribunal.

Otro punto de los acuerdos de Dayton establece un gobierno central en Sarajevo, que solo maneja relaciones exteriores, y funciones monetarias y aduaneras, y establece un sistema democrático con elecciones en un país que nunca tuvo ni democracia, ni elecciones, ni partidos.

Los acuerdos de Dayton en la práctica dan origen a dos Estados homologando los hechos militares que sobre el terreno dejo la guerra.

Estos acuerdos tienen varios problemas:

Para su sostenibilidad dependen de garantes y de la presencia de fuerzas militares extranjeras, pero cuando un acuerdo de paz, impuesto como fue este, depende además de extranjeros o de garantes, que se van cansando de estar cumpliendo esas funciones, como ya está ocurriendo con las fuerzas de la OTAN allí presentes, no es apresurado concluir que la paz en Bosnia es muy tenue, con alta posibilidad de colapso.

CONFLICTO PALESTINO-ISRAELI

Es un conflicto que comienza después de la Primera Guerra Mundial durante el mandato británico, que le había sido conferido a Inglaterra por la Liga de las Naciones en la Conferencia de San Remo.

Hasta la fecha, este conflicto ha dejado unas 62.000 víctimas mortales: 22.000 judíos y 40.000 árabes. Es un conflicto de carácter territorial entre dos pueblos que luchan por un territorio que mide 20.000 km2.

Un conflicto que hasta la fecha ha eludido toda solución que ha tenido innumerables procesos de mediación, varios procesos de paz todos fallidos; es el más cubierto por los medios de comunicación y es un conflicto al que a medida que pasa el tiempo, se le agregan nuevos factores que complican mucho más la negociación hacia un arreglo definitivo.

El conflicto entre Israel y Palestina, es un conflicto por un territorio sobre el cual dos pueblos tienen legítimos derechos históricos, religiosos y nacionales. La dificultad ha estado en cómo dividir ese pequeño territorio para que los dos pueblos puedan convivir uno al lado del otro, respondiendo así a las aspiraciones nacionales de cada uno.

Una de las características fundamentales, de la negociación de paz es que hay un amplio consenso internacional sobre lo que debe ser un acuerdo: de solución al conflicto, mayoritariamente entendida así por la comunidad internacional y por las mismas partes:

Dos estados independientes, el Estado Palestino y el Estado de Israel, con base en las “fronteras del 67”.

El Estado de Israel ya existe, el Estado Palestino no existe. El Estado de Israel se creó en 1948, con base en la resolución 181 de noviembre 29 de 1947, de la asamblea general de la ONU cuando esta con base en el razonamiento que la solución al conflicto de Palestina, que había sido parte del imperio británico desde 1920, era dividir el territorio en dos: un estado para los judíos y un estado para los árabes palestinos. De esta forma la asamblea general de la ONU por una mayoría de 2/3 partes aprueba la resolución 181, el día 2 de noviembre de 1947 la cual establece la partición de Palestina.

Israel declaró su independencia el 5 de mayo de 1948, y un año después sería admitido como miembro de la ONU.

El Estado árabe palestino no se creó debido a la guerra iniciada por los países árabes contra el naciente Estado de Israel, y desde entonces los procesos de paz tratan de buscar la creación de este estado palestino.

Posterior a la guerra de 1967, conocida como “la Guerra de los Seis Días”, se genera un consenso internacional a través del cual corresponden al Estado de Israel los territorios del armisticio de 1949, es decir sus fronteras de junio 4 de 1967 antes del estallido de la guerra de los seis días y por otro lado Cisjordania (“westbank”) y la franja de Gaza debe ser el estado Palestino.

En términos de extensión territorial, esta solución que es la más aceptada por la comunidad internacional, le corresponderían a Palestina 6.200 km2 y a Israel, 12.800 km2. Aquí el concepto de “solución” podría entrar en conflicto con el de “justicia”, y esto porque cuando se trata de buscar paz en un conflicto, en la cual la solución implica mutuas concesiones, algunas de estas podrían parecer injustas a una o ambas partes.

En realidad el conflicto palestino-israelí tiene en las circunstancias actuales poca probabilidad de encontrar una solución negociada. Ha habido varios intentos: el más importante, los Acuerdos de Oslo, que se firmaron en la Casa Blanca bajo la presidencia de Bill Clinton, en 1993 entre Yasser Arafat, el líder de la Organización de Liberación Palestina (OLP) e Isaac Rabin, Primer Ministro de Israel.

Este acuerdo es lo más cerca que se ha estado de lograr la paz en el Medio Oriente; sin embargo, el proceso de paz de Oslo tuvo varios problemas desde su comienzo:

Tenía enemigos en ambas partes; tanto del lado judío como del lado árabe-palestino.

1. El proceso de paz se enfrentó a enemigos que se oponían a las concesiones que implicaba. Esto es muy importante, por cuanto la paz, cuando implica concesiones, divide a los pueblos, mientras que la guerra los une. Por tanto, cuando es necesario hacer concesiones para lograr una solución a un conflicto, estas generan oposición. Al interior de los dos pueblos hay fuertes oponentes a estas concesiones.
2. Los acuerdos de Oslo, desde el punto de vista del proceso mismo se basaban en una implementación gradual de pequeños pasos, era un proceso que estaba diseñado para varios años: se hacía A, se hacía B. Israel se iría retirando de Cisjordania y Gaza, y gradualmente iría entregando a la Autoridad Nacional Palestina esos territorios evacuados y después de cinco años, como lo estipulaban los acuerdos de Oslo, se llevaría a cabo la negociación definitiva. Sin embargo, estos procesos graduales están sujetos a que los enemigos de la paz en ambos lados logren sabotearlos: en el caso de Israel, el ministro Rabin, que fue el gestor de la paz, fue asesinado por un ultraderechista judío en 1995. En el lado palestino el grupo islamista Hamas que se opone por principio a los acuerdos de paz y a la misma existencia de Israel, logró a través de terroristas suicidas y otras acciones ir descarrilando el proceso de paz, hasta que finalmente en el año 2003 este colapsa totalmente.

Pero la paz de Oslo fue tan efectiva en sus comienzos, que en la primera mitad del año 2000, instituciones académicas, gubernamentales y de ONG, y a nivel de las partes, se daba por descontado que el conflicto palestino-israelí estaba resuelto, que el Medio Oriente entraba en una nueva era. Pero no fue así, y finalmente en el año 2000, cuando el presidente Clinton, con Arafat y con el Primer Ministro de Israel, Barak, tratan de darle fin al conflicto y solucionar los temas más álgidos, el proceso colapsa y la región entra una vez más en lo que está ahora: en un conflicto, en una guerra sin solución a la vista.

¿Cuáles son los temas más álgidos que deben ser tratados en una negociación de paz en el conflicto palestino-israelí.?

El primero, las fronteras definitivas. Vimos en esta exposición que hay un amplio consenso en que el estado Palestino sería Cisjordania y Gaza, consenso tanto en organismos internacionales, las grandes potencias, la liga árabe, como entre la misma población palestina y de Israel y los líderes de ambos pueblos. A este consenso se oponen los enemigos de la paz en ambas partes. Las fronteras definitivas requerirían de ajustes a las líneas de 1967 por ciertos detalles técnicos de los cuales no voy a hablar acá. Sin embargo el tema de las fronteras es uno de los menos complejos de los obstáculos aquí planteados.

El segundo, el tema es Jerusalén, reivindicada como Ciudad Sagrada por las tres religiones monoteístas, donde en un área de menos de 1 Km2 se encuentran lugares sagrados de las tres religiones: la iglesia del Santo Sepulcro, para el cristianismo, la mezquita de Al Aqsa y el Templo de la Roca, para los musulmanes; el Muro de los Lamentos, para los judíos.

Jerusalén es un tema muy complejo, y muy sensible y esta ciudad sagrada es reivindicada, tanto por Israel como por Palestina, como su capital.

Sin embargo, en las negociaciones de Campo David 200 de donde surgieron los parámetros de Clinton para una solución, se propuso e Israel aceptó que Jerusalén se vuelva la capital de ambos Estados y que no haya sino soberanía simbólica sobre diferentes áreas y una administración municipal unificada; pero el tema de Jerusalén, en todo caso, por su sensibilidad, tanto en el mundo judío como en el mundo islámico, no solo a nivel de los palestinos, es uno de los temas más complejos pero el que con imaginación y concertación podría encontrar una solución.

El tercer obstáculo es el relacionado con los refugiados palestinos: estamos hablando de los refugiados palestinos producto de la guerra de 1948 y, después, de la de 1967; muchos de estos refugiados que viven en campos de refugiados en el Líbano y Siria, y muchos refugiados, que ya no son refugiados desde el punto de vista de su forma de vida, que los palestinos exigen el derecho al retorno; es decir, que estos refugiados puedan volver a donde estaban antes de la creación de Israel.

Este es un tema complejo, que incluye factores humanitarios, de inconveniencia, de justicia y, de simbolismo, un tema que choca con la realidad que existe hoy en el terreno impide el retorno exigido de manera irreal por los negociadores palestinos.

El cuarto tema son los asentamientos judíos. Desde que Israel ocupó Cisjordania en 1967, grupos judíos de extrema derecha han construido una gran cantidad de asentamientos en lo que los judíos llaman “Judea y Samaria” que cuentan con una población de unas 250 mil personas.

Estos asentamientos hacen parte del complejo ajedrez de una negociación de paz, y que eventualmente tendrán que ser en su mayoría desmantelados; pero estos tienen grupos muy fuertes en Israel que se oponen a este desmantelamiento, principalmente los ubicados en zonas que alguna vez fueron parte del Israel bíblico, lo que le otorga un vínculo emocional y religioso a varios de los asentamientos judíos en Cisjordania.

En el año 2000, cuando se realizaba la negociación final de Oslo, entre Israel, la OLP y Estados Unidos, se buscó un esquema de paz algo similar al de Dayton. Clinton llevó a Camp David al Primer Ministro de Israel, Ehud Barak, y a Yaseer Arafat, y los encerró un mes entero allá.

También era un intento de lograr una paz un poco forzada, poniendo a las partes en una situación de incomodidad personal para que finalmente firmaran algo; y durante un mes entero estuvieron el Primer Ministro de Israel, Arafat y el mismo presidente Clinton, salvo por pequeños viajes que hizo al exterior, encerrados en Camp David tratando de desenredar esta madeja. En aquel entonces, el gobierno de Israel, que en aquel momento buscaba la paz, sí hizo una propuesta audaz para lograr la solución: aceptó la soberanía compartida sobre Jerusalén, aceptó que Jerusalén fuera la capital tanto de Palestina como de Israel, aceptó la creación de un Estado Palestino en Cisjordania y Gaza, con unos pequeños cambios territoriales, aceptó desmantelar buena parte de los asentamientos, excepto algunos alrededor de Jerusalén, que deberían permanecer. En el tema de los refugiados palestinos no hubo acuerdo. Arafat rechazó esta propuesta que es difícil que otro gobierno de Israel haga, y cometió un error histórico cuando tuvo que tomar su más difícil decisión.

¿Cuáles son los principales obstáculos que presenta hoy día el conflicto palestino-israelí?

1. La división entre Hamas y Fatah. Hamas, movimiento de resistencia islámico que no reconoce a Israel ni acuerdos firmados, controla la Franja de Gaza, y el Fatah, grupo nacionalista palestino laico, que controla Cisjordania. Hasta ahora no ha existido ni siquiera un diálogo entre las partes que conduzca a una unidad al interior del pueblo palestino. Estas divisiones han sido un problema que ha plagado al pueblo palestino desde siempre: las divisiones y la falta de un liderazgo visionario que tome las decisiones que hay que tomar.

2. Gobiernos débiles. El gobierno de Israel es un gobierno de coalición, que depende de partidos de derecha; por tanto, no puede asumir compromisos; mientras que los palestinos tienen dos gobiernos divididos y hasta ahora irreconciliables.

3. Intervención extranjera. En este caso, la intervención de Irán, que se opone a que haya un acuerdo de paz entre Israel y Palestina, y es uno de los factores perturbadores para la negociación. A través de sus aliados Hezbola en Líbano y Hamas en Gaza puede sabotear cualquier acercamiento entre las partes.

4. Fracasos continuos en las intenciones de buscar la paz.

5. Asimetría. Israel es un estado fuerte con una economía boyante, puesto 22 en IDH de la ONU, y una democracia fuerte, y está negociando con los palestinos, que tienen una institucionalidad precaria y carecen de una vocería única. Esta asimetría en la negociación ha sido siempre un problema.

6. No hay una urgencia. La comunidad internacional pareciera tener una gran urgencia en solucionar el conflicto palestino-israelí que las mismas partes no la tienen.

7. El triunfo por la fuerza. Mientras las partes piensen que por la fuerza pueden lograr más, la negociación de paz está condenada al fracaso.

8. La comunidad internacional no tiene una visión única sobre el cómo. ¿Cómo lograr la paz en el conflicto palestino-israelí? No hay consenso: si forzar a las partes, si enviar tropas extranjeras, si promover una interminable negociación.

El conflicto en las circunstancias actuales no tiene una solución a la vista y está en una etapa de Conflict Management contra Conflict Resolution: administración del conflicto en vez de buscar una solución que no pareciera posible encontrar.

TRES CONFLICTOS
• Irlanda: Acuerdo de paz con mediación internacional y exitoso resultado.
• Bosnia: Acuerdo de paz impuesto y dudoso resultado.
• Palestino-israelí: Paz elusiva a pesar de innumerables intentos.

PROCESOS DE PAZ Y NEGOCIACIONES
• No hay fórmulas, únicamente herramientas
• Debe existir la necesidad o el deseo de la paz
• Mediación
– Privada, individual o de grupo (George Mitchel, Grupo Carter, etc.)
– Tercer país
– Institución internacional: ONU, OEA, UA, LA
– Larga (semanas, meses) o corta (de comienzo a fin)
• Lugar de la negociación
• Implementación del acuerdo
– Gradual
– Inmediata
• Seguimiento
– Parte del acuerdo
– Tercero
• Sostenibilidad en el tiempo
– Responde a los intereses y valores
– Se remueven los factores que podrían reiniciar el conflicto
– No requieran monitoreo externo a largo plazo
– Ventajas del acuerdo mucho más claras que repudiarlo
– Contiene elementos de justicia y compromiso, no solo lo último


PUBLICIDAD

Peckel Blog © 2010 :: Diseno y programacion Flikier Publicidad