Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/content/56/3751856/html/Connections/fliklatino.php on line 6
Desafíos del presidente 45 | Blog de Marcos Peckel
Buscar:
Sabado, 16 de Diciembre de 2017      

Desafíos del presidente 45

19/1/2017. Publicado en Caracol -Blog El Debate
Tanto en política interna como en relaciones exteriores, el nuevo inquilino de la Casa Blanca enfrenta una larga serie de desafíos sobre los cuales tendrá que tomar decisiones inmediatas con lo que se disipará la espesa niebla que cubre a Washington desde la victoria de Trump en las elecciones de noviembre. Niebla compuesta de especulaciones sin fin, declaraciones contradictorias, promesas altisonantes y andanada tras andanada de trinos. El presidente gozará de una luna de miel con un Congreso altamente escéptico, muchos de cuyos miembros tienen cuentas pendientes con Trump y esperarán el momento adecuado para cobrarlas. A continuación algunos de los más apremiantes asuntos en la carpeta del presidente 45.

Sus Electores. Tras una campaña virulenta y divisiva como ninguna en la historia, los electores de Trump esperan cumplimiento de sus promesas. Restablecimiento de los bien-remunerados empleos industriales, reapertura de las minas de carbón, abrogar los tratados de libre comercio y en general crearles una sensación su vida mejora sustancialmente. Habrá que ver su Trump cumple o estos constituyeron un simple vehículo para su elección, ya desechable.

“Obama Care”. Aunque el Congreso dominado por los republicanos ya comenzó a desmantelar los efectos de la ley que creó el “sistema de salud asequible”, programa bandera de la administración Obama, el camino es culebrero y pasar de las promesas a la realidad puede ser demasiado costoso en términos políticos y sociales, pues implica dejar de un día para otro a unos 20 millones de asegurados sin acceso a salud y sin que haya claridad sobre la alternativa. El programa a pesar de su accidentado inicio ha mejorado sustancialmente y podrá obligar a Trump a hacerle simples cambios cosméticos pero no desmantelarlo del todo.

Prensa. Desde los inicios de la campaña electoral y más desde que ganó las elecciones,Trump ha dado muestras de tener poca paciencia para la prensa en general y aquellos que los critican en particular. Ha vetado periodistas en sus ruedas de prensa, se ha negado a responder preguntas incómodas y ha flotado la idea de sacar al cuerpo de prensa de la Casa Blanca tras cien años de presencia en la residencia oficial del presidente. Esto hace parte de una creciente tendencia global líderes mundiales limitando la libertad de información. Trump ha dicho que no le gusta trinar pero que lo hace porque “la prensa no lo quiere”, lo cual en términos generales es cierto. Para alquilar balcón.

Raza. Los incidentes de violencia racial en Estados Unidos se han multiplicado en los últimos años por la muerte en extrañas circunstancias de afroamericanos por parte de policías blancos. Trump ha contado entre sus seguidores a los más furibundos exponentes del racismo cono David Duke, el Ku Kux Klan, la agrupación Alt Rigth y otros que envalentonados con la victoria del neoyorquino, a quien también se le ha acusado de racismo, podrían agitar más aun el ya caldeado ambiente de relaciones raciales en varios lugares de la Unión Americana.

China. Es uno de los más complejos desafíos de Trump en política exterior, agudizado por las declaraciones y amenazas proferidas por el presidente electo tanto en lo referente a Taiwán, línea roja apara las autoridades comunistas chinas, como en el tema de comercio en que ha acusado a Beijing de manipular la moneda para hacer sus productos más baratos e inundar con ellos el mercado americano. Sumado a lo anterior un entorno alborotado en el Pacífico, donde China ha desplegado una agresiva política expansionista, ampliando sus zonas de exclusión marítima, desconociendo fallos de la Corte internacional de Justicia y construyendo islas artificiales con presencia militar. La evolución de las relaciones sino-americanas marcará la administración de Donald Trump.

Rusia. Tanto el presidente electo y su nominado para Secretario de Estado, el petrolero texano Rex Tillerson, han declarado su deseo de mejorar las relaciones con la Rusia de Putin. Trump ha criticado las sanciones impuestas a Moscú por la anexión de Crimea. Desde el punto de vista del realismo puro y duro en las relaciones internacionales, en el que únicamente priman los intereses, un acercamiento entre las dos potencias tiene sentido. Sacrificados quedarían los derechos humanos, las normas que en teoría han regido el mundo desde la segunda guerra mundial y las organizaciones internacionales. Trump al igual que Putin ven en el genocida sirio Bashar al Assad un aliado en la lucha contra el terrorismo islámico. Sin embargo como también nos enseña el realismo, el idilio de hoy puede terminar en guerra mañana. La política de la nueva administración frente a Rusia podría estrellarse con el Congreso americano, varios de cuyos más encumbrados miembros mantienen una posición abiertamente hostil frente al Kremlin, máxime con los alegatos de intervención rusa en las elecciones americanas.

OTAN. Pueden parecer válidas las aseveraciones del presidente electo respecto a la OTAN, de “ser un organismo anacrónico y costoso” y sus últimas intervenciones militares que han sido una peor que la otra, terminan dándole la razón a Trump. Sin embargo para Europa, la OTAN es la columna vertebral del esquema de seguridad que ha preservado más de medio siglo de paz en el continente y para los países débiles de la alianza, los países bálticos y de Europa del Este, nuevos miembros de la OTAN, la alianza es su única línea de defensa frente a lo que consideran la amenaza expansionista rusa ya activa en Ucrania. La expansión de la alianza atlántica al este despertó a l oso y este ruge amenazante. La OTAN depende realmente de Estados Unidos y su futuro reposa en las manos de Trump.

Cambio Climático. Trump y Scott Pruitt, su nominado a dirigir la Agencia de Protección Ambiental, abanderado de la industria petrolera, han sido enemigos declarados de las teorías del cambio climático a las que acusan de adolecer de una base científica sólida. Trump anunció en su campaña, aunque ya ha moderado en algo, que Estados Unidos se retiraría del acuerdo de París sobre el cambio climático, logrado en 2015 tras largos años de negociación y traspiés. No es tan sencillo.

Acuerdo Nuclear con Irán. Trump anunció que una de sus primeras acciones en la Casa Blanca sería derogar el tratado que en 2015 firmó el P5+1 con Irán sobre su programa nuclear, un acuerdo firmado por Obama que contó con fuerte oposición en el congreso americano y que no ha levantado sus propias sanciones contra los Ayatolas. No es tan sencillo, comenzando porque hay otros 5 signatarios además de Irán que no van a aceptar renegociar ni cancelar el acuerdo. Trump puede unilateralmente anunciar que Estados Unidos no lo va a cumplir lo que podría aislarlo de los cosignatarios y generar un peligroso enfrentamiento entre Israel e Irán.

Corea del Norte. Kim Jong Um el joven líder norcoreano ha acelerado el programa atómico, ha realizado ensayos nucleares, y continuado con el desarrollo de su programa de misiles balísticos, en contravía de numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad. Sin la colaboración de China es poco lo que Trump puede lograr frente al desafiante régimen norcoreano, a menos que decida eliminarlo lanzando un ataque preventivo, lo que tendría consecuencias impredecibles en la península y en Asia en general. En su defecto, acudiendo a sus habilidades de negociador, Trump podría auscultar que se le debe dar a Corea del norte a cambio de desmontar totalmente su programa nuclear. Incertidumbre.

NAFTA. El tratado de libre comercio de Norteamérica que incluye a Estados Unidos, Canadá y México figuró prominente en la campaña de Trump quien arremetió una y otra vez contra este y anunció su abrogación una vez llegue a la Casa Blanca. No es tan sencillo. Tras casi 20 años de su firma NAFTA ha creado unas sinergias y economías de escala en la economía norteamericana que no pueden ser desechas así no más. Sin embargo siendo Trump un negociador por excelencia, sus declaraciones pueden ser simplemente la apertura de una renegociación de los tratados más que su defunción. Tras la victoria del republicano algunas empresas han reconsiderado el traslado de manufactura al sur del rio Bravo en una tendencia que sin duda se mantendrá, por ahora. El plato lo paga México.

Quedan otros temas sobre el escritorio del presidente electo: qué hacer con la renovadas relaciones con Cuba a las que se ha opuesto vehementemente, con Siria, nefasto legado de las relaciones exteriores de Obama donde Rusia e Irán mandan, ISIS donde la duda es quién controlará los territorios que alguna vez fueron parte del califato y un larguísimo etcétera que podrán a prueba el talante de Trump y le recordarán los límites de su poder.

PUBLICIDAD

Peckel Blog © 2010 :: Diseno y programacion Flikier Publicidad