Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/content/56/3751856/html/Connections/fliklatino.php on line 6
Los otros 813 santos | Blog de Marcos Peckel
Buscar:
Miercoles, 17 de Julio de 2019      

Los otros 813 santos

15/5/2013. Publicado en El Espectador gerofantes
En la fastuosa ceremonia en San Pedro en la que el papa Francisco canonizó a la madre Laura Montoya y a la mexicana María Guadalupe García Zavala, también elevó al santoral a 813 italianos anónimos que habían sido decapitados por soldados otomanos al negarse a abandonar el cristianismo y convertirse al islam, en la que se conoce como la “masacre de Otranto” ocurrida en el año 1480.

La canonización, con las muy cuidadosas palabras del Pontífice, que no utilizó la palabra “islam”, es una pequeña muestra de las delicadas y conflictivas relaciones históricas entre estas dos religiones, que en conjunto comprenden casi el 50% de la población mundial y que hasta hace pocas décadas hacían de las conversiones forzadas parte de su misión.
Musulmanes en Filipinas durante el reinado de Castilla fueron obligados a convertirse al cristianismo a la vez que cristianos y bereberes fueron durante las invasiones árabes al norte de África forzados a abrazar la fe de Alá.

Centenares de miles de judíos fueron obligados a convertirse durante la Inquisición. Aquellos que se negaron fueron conducidos, portando el sambenito, en macabros cortejos, a los “autos de fe”, a ser sacrificados en las piras mientras elevaban una última plegaria al dios de Israel, en un último acto de su fe. De igual manera los musulmanes en la España de los reyes católicos fueron obligados a “convertirse o morir”.
La espada como herramienta de la fe fue ampliamente utilizada por estas dos religiones en su gesta proselitista universal.

En Asia, el islam tuvo una gran expansión, en algunos casos por conversiones voluntarias, pero en otros por conversiones forzadas, especialmente por los descendientes de Tamerlán, quien adoptó el islam y lo propagó por la fuerza en Asia central y la India.

La destrucción de templos hinduistas, budistas, zoroastrianos o cristianos para transformarlos en mezquitas hizo parte integral de la expansión del islam en tierras asiáticas, como lo fue en otras latitudes la destrucción de sinagogas y mezquitas para ser transformadas en iglesias.
La evangelización de América y África arrasó con las creencias locales. De igual manera, aborígenes australianos y pobladores de remotas islas del Pacífico sur fueron forzados a cristianizarse.

Actualmente, el conflicto entre islam y cristianismo adquiere en varios lugares del planeta renovados visos de violencia e intolerancia. En Nigeria, iglesias y escuelas cristianas son incendiadas por radicales islamistas, con centenares de muertos. Situación similar de persecución sufren las antiquísimas comunidades cristianas en Oriente Medio, especialmente los coptos en Egipto y los cristianos en Irak. Musulmanes en Europa, EE.UU. e India sufren de marginación y xenofobia. En Pakistán los cristianos sufren humillaciones y golpizas en las calles por negarse a aceptar el islam.

Junto a los 813 muertos en Otranto, hoy santos de la cristiandad, hay millones de mártires que murieron por persistir en sus creencias, para quienes no habrá nunca santoral.

PUBLICIDAD

Peckel Blog © 2010 :: Diseno y programacion Flikier Publicidad